Gracias a la posición geográfica del país se pueden llegar a dar hasta cuatro cosechas de cannabis al año.

Colombia se convirtió en un territorio estratégico para la siembra de cannabis medicinal. Desde el 2016, cuando el Gobierno expidió la resolución y la normativa que regula el cultivo, el país ha experimentado un ‘boom’ de empresas que se han instalado con la meta de abastecer un mercado que gira principalmente alrededor de aceites y extractos de la planta.

Leer más